Cómo estimular el gateo de un bebé

Los primeros gateos del bebé provocan una sensación contradictoria. Por un lado sentimos una inmensa alegría, ya que el pequeño está evolucionando, y por otro lado aparecen miedos y preocupaciones.

Que nuestro bebé comience a gatear supone que empieza a desarrollar su autonomía y a descubrir el entorno que le rodea. Tu casa y la escuela son los lugares perfectos para el bebé se convierta en un/a gran explorador/a.

A continuación te dejamos algunas recomendaciones que pueden servirte de utilidad:

Lo primero y más importante: no le quites ojo. Estos pequeños excursionistas no conocen el miedo y se convierte en trepadores y equilibristas de un día para otro.

Debes tener en cuenta que hay muchos tipos de gateo: arrastre, sentado, con apoyo de manos y rodillas… Da igual como lo haga, lo importante es que tenga instinto de desplazarse.

Cuando el bebé esté sentado puedes ayudarle enseñándole a colocar las manos en el suelo.

Puedes estimular el gateo llamando su atención con un juguete, objeto sonoro o con tus propias manos.

Los gimnasios para bebés son ideales para estimular los primeros gateos, inician el juego tumbados y con los sonidos y movimientos de los juguetes del tapete y los arcos sienten la necesidad de voltearse e intentar desplazarse.

Al principio puedes utilizar calcetines antideslizantes y más adelante recomendamos utilizar zapatos de preandante. Son ergonómicos, sujetan el pie y ayudan al correcto desarrollo.

La ropa también es un factor clave. Elige prendas cómodas que faciliten el movimiento.

Se paciente. Cada niño/a tiene su ritmo.

Es importante tener cuidado con aquellos objetos que a priori parecen inofensivos como manteles colgando, cortinas, jarrones, enchufes, puertas, muebles, etc.

Espero que estos consejos te ayuden a disfrutar de los primeros días de tu bebé. Desde luego son momento muy emocionantes e irrepetibles.

Recuerda que los bebés comienzan a gatear a partir de los 7 – 8 meses y que no debes compararlo con otros niños/as, lo importante es que tenga interés en moverse. Da igual como lo haga. Lo importante es la ACTITUD.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.